ALBERT EINSTEIN...EL CIENTIFICO MAS IMPRESIONANTE DE LA HISTORIA...

 
Aficiones |ALBERT EINSTEIN...EL CIENTIFICO MAS IMPRESIONANTE DE LA HISTORIA... | Curriculum Vitae | FOTOS DE EINSTEIN | algo mas | un poco mas einstein | Enlaces nuevo | Album de fotos nuevo | einstein y su vida | el genio !!!!!!!! | Album de fotos nuevo | la bomba atomica | LO nuevo DE EINSTEIN | Aficiones nuevo
 
ALBERT EINSTEIN...EL CIENTIFICO MAS IMPRESIONANTE DE LA HISTORIA...
 
 
imagen
imagen
imagen
BIENVENIDO!!!!!!!!!!!!
LA RELATIVIDAD

La teoría de la relatividad, desarrollada fundamentalmente por Albert Einstein, pretendía originalmente explicar ciertas anomalías en el concepto de movimiento relativo, pero en su evolución se ha convertido en una de las teorías más importantes en las ciencias físicas y ha sido la base para que los físicos demostraran la unidad esencial de la materia y la energía, el espacio y el tiempo, y la equivalencia entre las fuerzas de la gravitación y los efectos de la aceleración de un sistema.

La teoría de la relatividad, tal como la desarrolló Einstein, tuvo dos formulaciones diferentes. La primera es la que corresponde a dos trabajos publicados en 1906 en los Annalen der Physik. Es conocida como la Teoría de la relatividad especial y se ocupa de sistemas que se mueven uno respecto del otro con velocidad constante (pudiendo ser igual incluso a cero). La segunda, llamada Teoría de la relatividad general (así se titula la obra de 1916 en que la formuló), se ocupa de sistemas que se mueven a velocidad variable.

Teoría de la relatividad especial

Los postulados de la relatividad especial son dos. El primero afirma que todo movimiento es relativo a cualquier otra cosa, y por lo tanto el éter, que se había considerado durante todo el siglo XIX como medio propagador de la luz y como la única cosa absolutamente firme del Universo, con movimiento absoluto y no determinable, quedaba fuera de lugar en la física, que no necesitaba de un concepto semejante (el cual, además, no podía determinarse por ningún experimento).


Einstein

El segundo postulado afirma que la velocidad de la luz es siempre constante con respecto a cualquier observador. De sus premisas teóricas obtuvo una serie de ecuaciones que tuvieron consecuencias importantes e incluso algunas desconcertantes, como el aumento de la masa con la velocidad. Uno de sus resultados más importantes fue la equivalencia entre masa y energía, según la conocida fórmula E=mc², en la que c es la velocidad de la luz y E representa la energía obtenible por un cuerpo de masa m cuando toda su masa sea convertida en energía.

Dicha equivalencia entre masa y energía fue demostrada en el laboratorio en el año 1932, y dio lugar a impresionantes aplicaciones concretas en el campo de la física (tanto la fisión nuclear como la fusión termonuclear son procesos en los que una parte de la masa de los átomos se transforma en energía). Los aceleradores de partículas donde se obtiene un incremento de masa son un ejemplo experimental clarísimo de la teoría de la relatividad especial.

La teoría también establece que en un sistema en movimiento con respecto a un observador se verifica una dilatación del tiempo; esto se ilustra claramente con la famosa paradoja de los gemelos: "imaginemos a dos gemelos de veinte años, y que uno permaneciera en la Tierra y el otro partiera en una astronave, tan veloz como la luz, hacia una meta distante treinta años luz de la Tierra; al volver la astronave, para el gemelo que se quedó en la Tierra habrían pasado sesenta años; en cambio, para el otro sólo unos pocos días".

Teoría de la relatividad general

La teoría de la relatividad general se refiere al caso de movimientos que se producen con velocidad variable y tiene como postulado fundamental el principio de equivalencia, según el cual los efectos producidos por un campo gravitacional equivalen a los producidos por el movimiento acelerado.

La revolucionaria hipótesis tomada por Einstein fue provocada por el hecho de que la teoría de la relatividad especial, basada en el principio de la constancia de la velocidad de la luz sea cual sea el movimiento del sistema de referencia en el que se mide (tal y como se demostró en el experimento de Michelson y Morley), no concuerda con la teoría de la gravitación newtoniana: si la fuerza con que dos cuerpos se atraen depende de la distancia entre ellos, al moverse uno tendría que cambiar al instante la fuerza sentida por el otro, es decir, la interacción tendría una velocidad de propagación infinita, violando la teoría especial de la relatividad que señala que nada puede superar la velocidad de la luz.

Tras varios intentos fallidos de acomodar la interacción gravitatoria con la relatividad, Einstein sugirió de que la gravedad no es una fuerza como las otras, sino que es una consecuencia de que el espacio-tiempo se encuentra deformado por la presencia de masa (o energía, que es lo mismo). Entonces, cuerpos como la tierra no se mueven en órbitas cerradas porque haya una fuerza llamada gravedad, sino que se mueven en lo más parecido a una línea recta, pero en un espacio-tiempo que se encuentra deformado por la presencia del sol.


Einstein en su estudio

Los cálculos de la relatividad general se realizan en un espacio-tiempo de cuatro dimensiones, tres espaciales y una temporal, adoptado ya en la teoría de la relatividad restringida al tener que abandonar el concepto de simultaneidad. Sin embargo, a diferencia del espacio de Minkowsy y debido al campo gravitatorio, este universo no es euclidiano. Así, la distancia que separa dos puntos contiguos del espacio-tiempo en este universo es más complejo que en el espacio de Minkowsky.

Con esta teoría se obtienen órbitas planetarias muy similares a las que se obtienen con la mecánica de Newton. Uno de los puntos de discrepancia entre ambas, la anormalmente alargada órbita del planeta Mercurio, que presenta un efecto de rotación del eje mayor de la elipse (aproximadamente un grado cada diez mil años) observado experimentalmente algunos años antes de enunciarse la teoría de la relatividad, y no explicado con las leyes de Newton, sirvió de confirmación experimental de la teoría de Einstein.

Un efecto que corroboró tempranamente la teoría de la relatividad general es la deflexión que sufren los rayos de luz en presencia de campos gravitatorios. Los rayos luminosos, al pasar de una región de un campo gravitatorio a otra, deberían sufrir un desplazamiento en su longitud de onda (el Desplazamiento al rojo de Einstein), lo que fue comprobado midiendo el desplazamiento aparente de una estrella, con respecto a un grupo de estrellas tomadas como referencia, cuando los rayos luminosos provenientes de ella rozaban el Sol.

La verificación se llevó a cabo aprovechando un eclipse total de Sol (para evitar el deslumbramiento del observador por los rayos solares, en el momento de ser alcanzados por la estrella); la estrella fue fotografiada dos veces, una en ausencia y otra en presencia del eclipse. Así, midiendo el desplazamiento aparente de la estrella respecto al de las estrellas de referencia, se obtenía el ángulo de desviación que resultó ser muy cercano a lo que Einstein había previsto.

El concepto de tiempo resultó profundamente afectado por la relatividad general. Un sorprendente resultado de esta teoría es que el tiempo debe transcurrir más lentamente cuanto más fuerte sea el campo gravitatorio en el que se mida. Esta predicción también fue confirmada por la experiencia en 1962. De hecho, muchos de los modernos sistemas de navegación por satélite tienen en cuenta este efecto, que de otro modo darían errores en el cálculo de la posición de varios kilómetros.


Einstein en el laboratorio

Otra sorprendente deducción de la teoría de Einstein es el fenómeno de colapso gravitacional que da origen a la creación de los agujeros negros. Dado que el potencial gravitatorio es no lineal, al llegar a ser del orden del cuadrado de la velocidad de la luz puede crecer indefinidamente, apareciendo una singularidad en las soluciones. El estudio de los agujeros negros se ha convertido en pocos años en una de las áreas de estudio de mayor actividad en el campo de la cosmología.

Precisamente a raíz de la relatividad general, los modelos cosmológicos del universo experimentaron una radical transformación. La cosmología relativista concibe un universo ilimitado, carente de límites o barreras, pero finito, según la cual el espacio es curvo en el sentido de que las masas gravitacionales determinan en su proximidad la curvatura de los rayos luminosos. Sin embargo Friedmann, en 1922, concibió un modelo que representaba a un universo en expansión, incluso estático, que obedecía también a las ecuaciones relativistas de Einstein. Con todo, la mayor revolución de pensamiento que la teoría de la relatividad general provoca es el abandono de espacio y tiempo como variables independientes de la materia, lo que resulta sumamente extraño y en apariencia contrario a la experiencia. Antes de esta teoría se tenía la imagen de espacio y tiempo, independientes entre sí y con existencia previa a la del Universo, idea tomada de Descartes en filosofía y de Newton en mecánica.

EL EFECTO FOTOELECTRICO


La emisión de electrones por metales iluminados con luz de determinada frecuencia fue observada a finales del siglo XIX por Hertz y Hallwachs. El proceso por el cual se liberan electrones de un material por la acción de la radiación se denomina efecto fotoeléctrico o emisión fotoeléctrica. Sus características esenciales son:

Para cada sustancia hay una frecuencia mínima o umbral de la radiación electromagnética por debajo de la cual no se producen fotoelectrones por más intensa que sea la radiación.
La emisión electrónica aumenta cuando se incrementa la intensidad de la radiación que incide sobre la superficie del metal, ya que hay más energía disponible para liberar electrones.
En los metales hay electrones que se mueven más o menos libremente a través de la red cristalina, estos electrones no escapan del metal a temperaturas normales por que no tienen energía suficiente. Calentando el metal es una manera de aumentar su energía. Los electrones "evaporados" se denominan termoelectrones, este es el tipo de emisión que hay en las válvulas electrónicas. Vamos a ver que también se pueden liberar electrones (fotoelectrones) mediante la absorción por el metal de la energía de radiación electromagnética.

El objetivo de la práctica simulada es la determinación de la energía de arranque de los electrones de un metal, y el valor de la constante de Planck. Para ello, disponemos de un conjunto de lámparas que emiten luz de distintas frecuencias y placas de distintos metales que van a ser iluminadas por la luz emitida por esas lámparas especiales.



Descripción
Sea f la energía mínima necesaria para que un electrón escape del metal. Si el electrón absorbe una energía E, la diferencia E-f, será la energía cinética del electrón emitido.



Einstein explicó las características del efecto fotoeléctrico, suponiendo que cada electrón absorbía un cuanto de radiación o fotón. La energía de un fotón se obtiene multiplicando la constante h de Planck por la frecuencia f de la radiación electromagnética.

E=hf

Si la energía del fotón E, es menor que la energía de arranque f, no hay emisión fotoeléctrica. En caso contrario, si hay emisión y el electrón sale del metal con una energía cinética Ek igual a E-f.

Por otra parte, cuando la placa de área S se ilumina con cierta intensidad I, absorbe una energía en la unidad de tiempo proporcional a IS, basta dividir dicha energía entre la cantidad hf para obtener el número de fotones que inciden sobre la placa en la unidad de tiempo. Como cada electrón emitido toma la energía de un único fotón, concluimos que el número de electrones emitidos en la unidad de tiempo es proporcional a la intensidad de la luz que ilumina la placa



Mediante una fuente de potencial variable, tal como se ve en la figura podemos medir la energía cinética máxima de los electrones emitidos, véase el movimiento de partículas cargadas en un campo eléctrico.

Aplicando una diferencia de potencial V entre las placas A y C se frena el movimiento de los fotoelectrones emitidos. Para un voltaje V0 determinado, el amperímetro no marca el paso de corriente, lo que significa que ni aún los electrones más rápidos llegan a la placa C. En ese momento, la energía potencial de los electrones se hace igual a la energía cinética.



Variando la frecuencia f, (o la longitud de onda de la radiación que ilumina la placa) obtenemos un conjunto de valores del potencial de detención V0. Llevados a un gráfico obtenemos una serie de puntos (potencial de detención, frecuencia) que se aproximan a una línea recta.

La ordenada en el origen mide la energía de arranque en electrón-voltios f/e. Y la pendiente de la recta es h/e. Midiendo el ángulo de dicha pendiente y usando el valor de la carga del electrón e= 1.6 10-19 C, obtendremos el valor de la constante de Planck, h=6.63 10-34 Js.






imagen
imagen
Primeros contactos con la ciencia

"A la edad de 4 o 5 años experimenté una sensación de asombro cuando mi padre me enseñó una brújula..."

11 años: Conoce a un estudiante de medicina, con el que discute sobre temas matemáticos, científicos y filosóficos.

"A la edad de 12 años experimenté una segunda sensación de asombro... con un librito que trataba de la geometría plana euclídea..."

Durante los 16-17 años tuvo el primer experimento imaginario referente a la teoría especial de la relatividad.



Einstein después de graduarse




Estudios institucionales

6 años Einstein recibe enseñanza privada en su casa en Munich (Alemania); todavía no puede entrar en una escuela pública primaria.


7 años: Entra en Petersschule, una escuela católica primaria, comenzando probablemente en segundo grado.


10 años: Aprueba los exámenes de admisión del Luitpold-Gymnasium de Munich (escuela secundaria).
15 años: Abandona el Luitpold-Gymnasium sin terminar la enseñanza secundaria. Se prepara para el examen de admisión a la Eidgenössische Polytechnische Schule (ETH).


16 años: Comienza el examen de admisión en la ETH. Aunque tiene dos años menos de la edad requerida para examinarse, se le permite hacerlo gracias a un permiso especial.
No es admitido, probablemente por no realizar bien la parte general del examen. Debió destacar en la parte científica.
Se matricula como alumno de 3º en la Escuela Técnica Kantonsschule en Aarau para terminar la enseñanza secundaria.

Estudiantes de Aarau

17 años: Termina la escuela secundaria con éxito. Se matricula en la ETH de Zurich, en la sección VI especializada en formar maestros de matemáticas y física.


Escuela politécnica Federal (ETH) de Zurich



19 años: Realiza los exámenes finales para el Diplom y aprueba. Recibe un diploma como Fachlebrer in Mathematische Richtung de la ETH. En octubre trabaja en su tesis doctoral. El 13 de diciembre envía su primer artículo científico sobre la capilaridad.
20 años: Aparece publicado su primer artículo



Einstein un gran autodidacta

Einstein es un gran autodidacta, que se forma por sí mismo, como se demuestra en las cartas que escribe a Mileva, su primera esposa. Hemos encontrado en estas cartas muchos momentos en los que Einstein relataba a Mileva los proyectos que tenía entre manos; de todos ellos destacamos los siguientes:

Agosto de 1899: "Además he estudiado algo sobre los movimientos atmosféricos..."


10 de Octubre de 1899: "He terminado mis reflexiones sobre el estudio de las leyes elementales de la termoelectricidad. También he pensado un método para averiguar si el calor latente de los metales se debe al movimiento de la materia ponderable o de la electricidad, es decir, si un cuerpo eléctricamente cargado tiene un calor específico distinto al que no está cargado".


30 de Agosto ó 6 de Septiembre de 1900: "Para investigar el efecto Thomson me he vuelto a refugiar en otro método que tiene cierto parecido con el tuyo para la determinación de la dependencia de la conductividad térmica con la temperatura…".


10 de Abril de 1901: "Durante la semana pasada he estudiado electroquímica y la química de reacciones en el Ostwald, y la teoría de los electrones en los metales".


30 de Abril de 1901: "Actualmente estudio de nuevo la teoría de los gases de Boltzmann".


17 de Diciembre de 1901: "Estoy trabajando mucho en una electrodinámica de los cuerpos móviles que promete convertirse en un tratado capital".


28 de Diciembre de 1901: "Me voy a poner a estudiar lo que han escrito Lorentz y Drude sobre la electrodinámica de los cuerpos en movimiento".


Albert Einstein
1879-1955. Científico nacido en Alemanía, nacionalizado estadounidense. Es uno de los científicos más conocidos y trascendentes del Siglo XX.

Albert Einstein
Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber.
Más frases sobre: Estudios
Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.
Más frases sobre: Ignorancia
Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.
Más frases sobre: Estupidez
Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.
Más frases sobre: Resultados
Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor. Después, todo el amor pertenece a los pensamientos.
Más frases sobre: Amor
Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad.
Más frases sobre: Voluntad
La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.
Más frases sobre: Vida
En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento.
Más frases sobre: Imaginación
Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos.
Más frases sobre: Madurez
Cuando me preguntaron sobre algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica yo sugerí la mejor de todas: La paz.
Más frases sobre: Paz
 
imagen
imagen
Imagen
BIENVENIDO A EISNTEIN:
imagen
imagen
LA ESPLOSION DE EINSTEIN

“Fue una explosión”, dijo Persis Drell, director de investigación en el Centro del Acelerador Lineal Stanford, “el comité más divertido en el que he estado nunca” (SLAC).
Esta clase de entusiasmo es rara a menudo: a medida que las preguntas se hacen mayores, las respuestas que un comité puede aportar a menudo se vuelven más estrechas y legalistas. Pero esa clase de elección binaria, ya sea en medio de una tarea divertida o tediosa, apenas pareció digna al considerar la duda más grande, particularmente cuando las preguntas conciernen a la mecánica cuántica.

Drell presidió un grupo de físicos de partículas encargados de publicar el informe del Universo Cuántico.

Su análisis de 58 páginas enfoca la atención en nueve preguntas fundamentales en respuesta a una petición por dos agencias que financian investigación principal, el Departamento de Energía y la Fundación Nacional De Las Ciencias. Su conclusión contestando a tales preguntas fundamentales precisa nuevos conocimientos de física de partículas. “El Universo cuántico da aclaraciones: estos nuevos descubrimientos son nuestro problema”, dijo Drell.

¿Qué puede hacer la física de partículas para contestar a las “preguntas científicas verdaderamente apasionantes de este siglo”? En respuesta, el comité distinguió nueve preguntas cruciales.

“Era tan importante para nosotros que el Universo Cuántico sea asequible y cautivador”, dijo Neil Calder, también de SLAC. “La física es tan divertida, quisimos que la gente lea el informe y vaya: ¡Cáspita!”


El universo dimensional más alto de topologías complejas, bucles y cuerdas
Crédito Jacket: El ATTIK, Nueva Cork
--------------------------------------------------------------------------------


Una cosa es escribir ciencia ficción acerca de motores de antimateria para las estrellas o especular con huecos de gusano que hacen un túnel a través de vastas distancias a través de la galaxia. Pero hacer el trabajo arduo de dejar experimentos urgentes y teorías fue un acta de constitución para el comité del Universo Cuántico.

Muchos de los asuntos (como la posible existencia de dimensiones adicionales del espacio) eran “por definición esotéricas”, como fue descrito por Steve Kahn, un astrofísico de Stanford y subdirector del Instituto Kavli recién establecido para la Astrofísica de Partículas y la Cosmología (KIPAC). “Luchamos bastante para explicar la idea de simetría”, dijo Drell. “Es increíblemente interesante y todavía un concepto tan abstracto. Lo reescribimos aproximadamente 20 veces”.

Las Nueve Preguntas
I.- El sueño de las fuerzas unificadas de Einstein
1. ¿Están allí los principios sin descubrir de la naturaleza: las simetrías nuevas, las nuevas leyes físicas?
2. ¿Cómo podemos solucionar el misterio de la energía oscura?
3. ¿Hay dimensiones adicionales del espacio?
4. ¿Todas las fuerzas se convierte en una?

II.- El mundo de la partícula
5. ¿Por qué hay tantas clases de partículas?
6. ¿Qué es la materia oscura? ¿Cómo la podemos hacer en el laboratorio?
7. ¿Qué nos están diciendo los neutrinos?
8. ¿Cómo llegó a ser el universo?
9. ¿Que le ocurrió a la antimateria?

No sólo hacer las preguntas de cómo el universo comenzó, sino sutiles recetas de cómo fueron en aumento la partículas necesarias y la energía entran en juego.

Hoy los cosmólogos tratan de contestar a estas preguntas muy antiguas, de acuerdo con el escritor de la revista Science, Charles Seife, quien también publicó el libro, Alfa y Omega. Seife dijo a Astrobiology Magazine que “la Mecánica Cuántica y la relatividad fueron cambios increíblemente importantes y dramáticos de las reglas que ocurrieron después de varios siglos de teoría y observación científica”.


El Satélite Planck. El fondo de microondas cósmicos está polarizado - los fotones han escogido “orientaciones” en diferentes partes del firmamento - y esa polarización contiene información acerca de las ondas gravitacionales que sacudieron ruidosamente alrededor del universo desde una fracción de segundo diminuta después del big bang. El satélite Planck o sus sucesores debería poder extraer esa información
Crédito: Agencia Espacial Europea
--------------------------------------------------------------------------------


En una línea cronológica histórica, resumió muchas de estas preguntas como los intentos para entender el papel de “la profundidad” en nuestro amplio punto de vista mundial. Al mirar el cielo de noche, el observador ingenuo ve una manta plana de negrura marcada con estrellas centelleantes. ¿Qué hay detrás?

Seife notó que “no hay que tener mucha imaginación para pensar en el cielo de noche como una esfera incluyendo la Tierra . Costó trabajo demostrar que los cielos tuvieron profundidad – una vasta profundidad. Los astrónomos tienen que usar pistas sutiles para dar cuerpo a esa dimensión adicional: El paralaje, las variables Cefeidas, la relación de Tully-Fisher, y las supernovas son todas las herramientas que dieron a los científicos más y más comprensión de cuán profundo es realmente el universo”.

“Las ondas acústicas y el big bang fueron importantes”, resumió Seife, “hasta que el universo tuvo 400000 años de edad y colocó el patrón para el aglomerado de materia en el cosmos; hasta entonces, las fuerzas importantes fueron la gravedad y la presión de la radiación de fotones rebotando fuera de la materia, estableciéndose en contra del telón de fondo de un universo en expansión. ¡Y no olvidar a la energía oscura además de la gravedad y la energía inicial del big bang como un impulsor!”.


imagen
HONORES DE EINSTEIN

a pesar de su independencia y aversión a los hábitos sociales, alcanzó un reconocimiento científico y público, inusual hasta entonces para un científico. Era requerido para participar en cualquier acontecimiento público de las más diversas índoles; su nombre y su imagen llegaron a cualquier rincón del mundo. Pero, sobre todo, hay que destacar que entre los científicos era respetado y sus opiniones escuchadas con atención. Su presencia en congresos y reuniones era esperada con inquietud y admiración como recuerda Bohr, su más contumaz oponente cuántico, a propósito de Congreso Solvay de 1927: " En las reuniones Solvay, Einstein había sido desde el comienzo una de las figuras más prominentes, y varios de nosotros llegamos al Congreso ansiosos de conocer sus reacciones ante los últimos progresos (a la teoría cuántica, se refiere)". En 1911 ya gozó Einstein del privilegio de contar entre la veintena de físicos convocados para el primer congreso Solvay que trató sobre "La teoría de la radiación y los cuanta".

En 1909 recibe su primer doctorado honoris causa en la Universidad de Ginebra, al que le sucederían otros muchos, entre ellos el de Universidad Central de Madrid, y las universidades más prestigiosas de su tiempo, sobre todo a partir de 1919 que le sobrevino la popularidad a que va unido para siempre.

En 1921 visitó por primera vez Estados Unidos, en compañía del líder sionista Chaim Weizmann con el fin de recaudar fondos para la creación de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Otros lugares visitados fueron Japón, China, Sudamérica, Palestina, además de los frecuentes recorridos por países europeos. Los viajes tuvieron como finalidad difundir y debatir sus teorías científicas, acudir a actos y celebraciones ensalzados con su famosa presencia y apoyar la causa judía en su búsqueda de un territorio nacional. En 1952, a la muerte de Weizmann, le fue ofrecida la presidencia del Estado de Israel, que agradecido y respetuoso no aceptó alegando: "Sé algo sobre naturaleza, pero apenas nada sobre seres humanos". De paso pidió al embajador de Israel en Estados Unidos, que le había trasmitido la propuesta, hiciera lo posible para que "los periodistas levanten el sitio a que tienen sometida mi casa".

De entre los recorridos hechos por Einstein en la década de los años 20, la estancia en París del 28 de marzo al 10 de abril de 1922 fue singular. La teoría de la relatividad, que en todas partes fue su contribución científica más atractiva y provocadora, se difundió pronto en Francia, pero con la peculiaridad que gran parte de los científicos franceses no se consideraron concernidos por la teoría porque consideraban que sería algo pasajero, cuando no extravagante, ya que para ellos las leyes de la ciencia habían tocado techo y sólo faltaba un toque final para dejar armado definitivamente el edificio según la concepción comptiana de la ciencia. Paul Langevin (1872-1946), para reducir tamaña ignorancia, intentó llevar a Einstein al Colegio de Francia en 1914 con la desafortunada coincidencia del estallido de la Primera Guerra Mundial que frustró el intento.

La confirmación de la teoría general de la relatividad en 1919, hizo a Einstein famoso en todo el mundo, especialmente en Inglaterra; en cambio apenas hubo noticias de tan sobresaliente hallazgo en Francia, pero sí desencadenó enfrentamientos entre los científicos franceses propiciando la aparición de noticias y artículos en la prensa. Aprovechando el ambiente caldeado, Langevin consiguió llevar a Einstein a París, calentando aún más los ánimos como consecuencia del desarrollo y desenlace de la guerra que aumentó sobremanera las tensas relaciones entre Francia y Alemania. Para quienes veían con buenos ojos la presencia de Einstein en Francia, éste era presentado como un sabio suizo; para los reticentes, era simplemente un alemán cuya presencia podría herir "muy respetables sentimientos patrióticos". De la complejidad de la teoría, del paradójico personaje que despertó "la adoración de un ídolo incomprensible para todos" y de la división entre los científicos que puso de manifiesto públicamente cómo la ciencia está sometida a revisiones y mudanzas, se hicieron eco la prensa, la Universidad, las instituciones científicas, las tertulias y las gentes de la calle, con el consiguiente debate que en opinión de los estudiosos del fenómeno fue "excepcional, pero efímero".

Meses después de su paso por Francia, el 10/11/1922 le comunican durante su gira por Asia la concesión del premio Nobel correspondiente al año 1921 "por sus contribuciones a la Física Teórica y especialmente por su descubrimiento de la ley del efecto fotoeléctrico"; había sido candidato en ocho ocasiones más. Recogió el premio en su nombre el embajador alemán en Suecia. Einstein hizo la lectura correspondiente ante la Asamblea de Naturalistas Nórdicos en Gothenburg en julio de 1923 sobre "Ideas fundamentales y problemas de la teoría de la relatividad", por la que él se consideraba más acreedor al premio. La dotación, 32500 dólares, se la hizo llegar a Mileva cumpliendo el acuerdo suscrito en las cláusulas del divorcio años ha seguro de que algún día le llegaría tan prestigioso galardón. Aquel dinero fue destinado a la compra de tres viviendas cuyas rentas permitieron a Mileva sobrevivir y sufragar los elevados gastos del tratamiento psiquiátrico de su hijo Eduard.

Durante los 22 años que vivió en Princeton, hasta su muerte en 1955, no viajó fuera de los Estados Unidos ni recibió distinciones dignas de mención. Una vida, al fin, tranquila como siempre deseó, entregado al estudio, la reivindicación de la paz mundial, la música y la navegación mientras sus fuerzas se lo permitieron. Uno más entre quienes habitaban aquellos contornos, admirado y querido por el vecindario para quienes siempre fue: el profesor.












 
 
Escríbeme
Me interesa tu opinión